Reseña: PLAY



Nadie diría que Leo y Aarón son hermanos. El primero es presumido y ambicioso; el segundo, tímido y reservado. Pero ambos desean algo. Mientras Leo sueña con hacerse famoso a toda costa, Aarón no deja de pensar en cómo puede recuperar a su novia, quien, tras ganar un concurso y convertirse en una estrella mundial, se ha vuelto inaccesible. Un día, husmeando en el ordenador de su hermano, Leo descubre que Aarón tiene un talento desbordante para la música, y que ha compuesto y grabado varios temas que no tienen nada que envidiarles a los hits más populares del momento. Sin meditar las consecuencias, Leo decide darlos a conocer por internet, y muy pronto el fenómeno Play Serafin –el nombre que le ha puesto al canal de YouTube– estalla por toda la red… 
Javier Ruescas, hasta hace poco, había sido un autor del que apenas había leído algo, puesto que el único libro que había leído de él hasta hace unos pocos meses (cuando descubrí Las Crónicas de Fortuna), fue Tempus Fugit, allá por 2009 o así. Aprovechando la ocasión que en Julio iba a conocerle en una firma de libros, me dio por leer algunos de sus libros como Pulsaciones y PLAY. Y quedé sorprendido de que un libro me enganchara tanto, siendo una trama que no estaba acostumbrado a leer (tan "mundana", y nada fantasiosa, de terror, o suspense).

La historia está contada desde la perspectiva de dos hermanos, Leo y Aarón Serafín. Mientras que el primero es un chico extrovertido y lanzado que sueña con hacerse famoso y alimentar su ego, el otro, menor, es algo así como el lado opuesto a Leo: más centrado en sus estudios y su familia, con los pies en la tierra y más conservador en cuanto a expresarse se refiere, aunque en la intimidad de su habitación toca y compone canciones.
Hasta ahora, esto de la música había estado mantenido en secreto, nadie lo sabía excepto sus dos mejores amigos; pero un día, Leo descubrirá por casualidad el gran talento oculto de su hermano y, a escondidas, usará las canciones para grabar videoclips en los que Leo aparece haciendo como que es él quien canta. Una simple subida a YouTube, y su fama comienza a subir como la espuma conforme las visitas al vídeo aumentan. En apenas unos días, Play Serafín (el nombre artístico) se había convertido en todo un fenómeno. Tanto, que la discográfica Develstar le ofrecerá un contrato para trabajar para ellos en Nueva York. ¿Pero qué pasará cuando todo el mundo descubra que el artista es en realidad Aarón y no Leo?

"La magia de la fama se perdía en cuanto estabas dentro y descubrías que todo era un truco de cuerdas y resortes."

A través de sus muchas páginas descubriremos la historia desde la perspectiva que va alternando entre Leo y Aarón, lo cual nos servirá para conocerles mejor a nivel emocional y ver la profundidad y evolución que tienen estos individuos y cómo reaccionan a su manera a las cosas que ocurren en su vida. 
Aaron es todo un fanboy y hará muchas referencias a libros y películas conocidas (el chico es todo un Potterhead, eso queda patente), y es algo inexperto en varios aspectos y más niño bueno; Leo, en cambio, es un ególatra y más chulo, le gusta más ir por libre y ser el centro de atención, sintiendo celos y envidia cuando ve que otros cercanos a él triunfan y él no. 

Ruescas nos dará pequeñas lecciones de marketing y fama a lo largo del libro, tan bien metidas en la historia que se nota que se ha documentado bien sobre todo, incluso sobre las localizaciones que aparecen en el libro, que hace que la lectura se sienta más real y amena. 
Su estilo narrativo es fresco, sencillo y divertido, sabiendo bien cómo contrastar cada personalidad y plasmarla en las páginas, lo que hace inevitable que le cojamos cariño a Aarón y una cierta relación de amor-odio con Leo, pues en muchas ocasiones se comporta como un capullo, pero luego no puedes evitar sentirte apegado a él. 
La trama, en ocasiones, da la sensación de que "aquí no está pasando nada", pero incluso entonces, tiene ese je ne sais quai que te hace seguir pasando página tras página, totalmente enganchado, y eso hace que te encuentres con algunos giros en la trama para nada esperados y que te dejan con la intriga hasta que empieces el segundo libro, SHOW. Sin duda PLAY es una trilogía recomendada para esta época de verano, pues le pega muy bien a esta estación. 
PLAY es el inicio de una trilogía que nos mete en el mundo de la música y la fama y los secretos que se esconden tras las estrellas de Internet y quienes mueven los hilos. Una historia con personajes geniales y una trama fresca y entretenida, con momentos salpicados de humor y referencias literarias. Cada capítulo tiene parte de la letra de una canción, lo que hace del libro una playlist interesante.

P.D: Si quieres escuchar la música de PLAY, las canciones de Aarón, puedes escuchar en Spotify la playlist completa. Busca Play la novela, o a Javier Ruescas.


Juan Manuel Sarmiento

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

2 comentarios:

  1. ¡Holaa!

    Tengo muchas ganas de leer este libro, porque como dices, tiene una trama tan mundana que parece que no va a enganchar, pero sí. Tengo mucha curiosidad y espero poder hacerme pronto con él :3

    Gracias por la reseña ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo iba sin expectativas y pensando "esto será otra novela juvenil con romance y tal", pero para nada. A ver, tiene sus cositas, pero no eclipsa la trama para nada, y ésta es muy original pues no acostumbramos a encontrar historias sobre el mundo de la música como se cuenta en esta trilogía (al menos yo no he leído parecidos jaja)
      A ver si te animas y ya me contarás qué tal se te dio la experiencia :)
      Saludos!

      Eliminar

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!