Cine: Expediente Warren 2: El Caso Enfield



James Wan ya supo, en 2013, sacudir el género de terror así como los nervios de los espectadores con Expediente Warren. Ahora, vuelve a traernos un caso sobre una casa encantada, pero donde demuestra que es capaz de innovar y de aterrorizar sin caer en la repetición.

En una época en la que el cine de terror suele tirar de los clichés y de los manidos recursos de asustar al público mediante simples ruidos o elementos que no aportan nada a la trama, el matrimonio Warren nos ayudó a reconciliarnos con el género al demostrarnos cómo se debe pasar miedo de verdad.

Ambientada en los años setenta, el matrimonio Warren acude a una sesión de espiritismo en la casa de Amityville, donde Lorraine y su don para conectar con el mundo espiritual revive en primera persona la matanza que ocurrió allí, con unos resultados tan terroríficos que le pide a su marido no volver a repetir ese tipo de actividad.
Sin embargo, casi alternativamente en Londres, una casa donde una madre vive con sus cuatro hijos sufre el acoso de una presencia dispuesta a echarlos de esa casa a cualquier precio. Una serie de acontecimientos que pronto inundará los medios, quienes compararán este suceso con el ocurrido en Amityville; la presencia de los Warren es más necesaria que nunca, a pesar de las reticencias del matrimonio.
Y así, el horror y las oscuras revelaciones dan comienzo.

Wan tiene la excelente habilidad de presentarnos situaciones conocidas como es el de las casas encantadas y las posesiones y darles su particular visión y desarrollo, dando como resultado una insoportable tensión constante que se fusiona con una gran calidad visual y un reparto más que acertado.

Y es que Ed y Lorraine Warren (Patrick Wilson y Vera Farmiga) tienen una química en pantalla que hace creer que son realmente un matrimonio, actuando entre ellos y con el entorno con tal maestría que dan una enorme sensación de cercanía y realidad; por otra parte, Madison Wolfe en el papel de la hija poseída de esa familia hace una actuación casi perfecta, también.

Otra presencia bien presente en este largometraje es la de la Iglesia y cómo condiciona todo acto relacionado con los exorcismos y fenómenos paranormales. 
Constantemente se anima a dar un salto de fe, y la presencia de los crucifijos, la Biblia y el agua bendita tienen más protagonismo que en la primera entrega.

Nota Final:
9

En definitiva, El Caso Enfield son 133 minutos de pura tensión, miedo, suspense y agarrotamiento, en los que el espectador quedará clavado al asiento sin saber cuándo ni cómo le van a asustar, pero sabe que el miedo está ahí, al acecho.
Una película de terror que desde luego no está hecha para adolescentes, sino para verdaderos amantes del género.

Juan Manuel Sarmiento

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

6 comentarios:

  1. Este miércoles he ido a verla con mis amigos...¡Y madre mía! Salí afónica del cine jajaja Pasé mucho miedo, pero además me gustó mucho. La recomiendo:)
    ¡Un beso y felices lecturas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Yo fui a verla este miércoles también, qué casualidad, jajaja.
      Fue la primera vez que vi el cine tan lleno y me encantó cómo gritaban todos xD
      Gracias por pasarte, un saludo!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Aunque parezca mentira, no he visto ninguna de estas películas, y lo cierto es que tengo muchas ganas de hacerlo porque me encantan las pelis de miedo (aunque no he visto muchas, las he disfrutado). Espero poder ver esta pronto :D Me alegro de que la hayas disfrutado.
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo muy encarecidamente a que veas las dos películas de Expediente Warren (aunque no son necesarias verlas en orden, pero sí es mejor que veas la primera en primer lugar, para que veas la evolución que tiene la segunda parte; el spin off de Annabelle, en mi opinión, te lo puedes saltar porque bajará tu opinión sobre la saga xD)
      Saludos!

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Jo, mis amigas no fueron capaces de esperarme, fueron cuando yo tenía exámenes y tengo muchísimas ganas de ver esta peli. Ahora a ver con quién consigo verla porque sola lo dudo, no quiero morir tan joven JAJAJAJA
    Un besazo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ala :( A mí me pasó al contrario, que no encontraba a nadie que quisiera venir conmigo hasta que di de casualidad con un amigo que sí quería xD Si no, habría tenido que ir solo. Pero yo te lo recomendaría, es una experiencia que hay que vivir :P jajajaja
      Saludos!

      Eliminar

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!