Cine: Zootrópolis



Zootrópolis es una gran ciudad modernizada en la que sólo viven animales muy evolucionados, conviviendo depredadores y presas en ordenada armonía. Lo que al principio podría parecer como una inocente película animada más de Disney, con animales cuquis, se revela en una trama que profundiza más de lo que podría parecer a simple vista y que toca temas sociales importantes. 
Judy Hopps es una conejita que vive en la zona rural junto a sus padres y a sus 275 hermanos, que trabajan en la granja de zanahorias y otras frutas y verduras. Pero Judy ansía ser algo más: ella quiere ser la primera conejita policía en la gran Zootrópolis, el lugar donde cualquiera puede ser lo que quiera. 

Cuando por fin consigue su sueño y comienza su primer día en la comisaría de policía, pronto se da cuenta que aquél oficio está hecho para ser llevado por animales fieros, grandes y fuertes, y que no es lugar para un pequeño animal, que además es una presa y no un depredador. Es por ello que la relegan a ser una simple controladora de parquímetros. 
Pero pronto podrá demostrar sus verdaderas dotes como policía cuando sea asignada, sin demasiado optimismo, a un caso de animales desaparecidos, contando con la ayuda de un astuto zorro chanchullero a quien obliga a ayudarla por medio de un chantaje.

Si apartamos el filtro de que es una divertida película animada de Disney y echamos un vistazo a un plano algo más profundo, nos daremos cuenta que este largometraje retrata lo que pasa cuando diferentes personas pertenecientes a diferentes culturas se encuentran conviviendo en el mismo espacio. No todo es siempre paz y armonía. Los estereotipos y los prejuicios chocan entre ellos.
Algunos son adquiridos, otros son algo que nace del miedo, y otros incluso aparecen sin querer, por ignorancia. 
Existe una lección muy importante sobre el racismo y los valores sociales que aprender de esta película, y que Disney ayuda a personas de todas las edades a que lo comprendan a través de estos peludos amigos. Otra de las cosas que nos enseña, es que si quieres algo, debes trabajar duro para conseguirlo. No va a surgir por arte de magia o por pedir un deseo. 

Echando un vistazo al apartado técnico, Zootrópolis es una película que sobresale por su aspecto visual. Cada animal, cada escenario, cada detalle, luce espectacular en la gran pantalla. Cada animal tiene vida propia y están llenos de detalles y expresiones que les hacen únicos y destacan frente al resto, al punto de parecer humanos. 


Las escenas de acción son excitantes y te mantienen en tensión. Cada escena en la que se muestra la ciudad está tan llena de detalles que no sabrás hacia dónde centrar tu atención.
Las voces de doblaje, tanto en su versión original como en la española, me han parecido un acierto y congenian bien entre ellos al interactuar. Y, sin duda, la pareja protagonista de la conejita Judy Hopps y el zorro Nick Wilde es perfecta. 
En definitiva, Zootrópolis es una gran producción del gigante Disney que cuenta con un numeroso plantel de guionistas y trabajadores que han hecho posible la creación de una película que, a pesar de haberse podido quedar en algo superficial que cumpliera el simple cometido de entretener, ha decidido profundizar en aspectos que hasta ahora no había tratado de la forma que lo ha hecho. Con películas como Frozen, Big Hero 6, Rompe Ralph y Zootrópolis, se avecina una era de cambios y progreso en las películas de animación. 

Nota Final:
9


Juan Manuel Sarmiento

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!