Cine: Deadpool




Llegó el momento de hablar del primer (y posiblemente el más hilarante) estreno "superheroico" del año. Sin embargo, antes de entrar en materia quiero dejar claras dos cosas: uno, Deadpool no es tan sólo una película y, dos, vivan las j*** chimichangas.


Dirigida por Tim Miller y basada en el antihéroe menos convencional del Universo Marvel, Deadpool cuenta la historia del ex agente de las fuerzas especiales convertido en mercenario, Wade Wilson (Ryan Reynolds), quien, después de someterse a un experimento para revelar el potencial mutante latente, consigue poderes de regeneración rápida y adopta la identidad de Deadpool. Armado con sus nuevas habilidades y un negro sentido del humor, Deadpool tratará de cazar al hombre que ha arruinado su vida.



Cuando antes decía que Deadpool no es sólo una película me refería a que se trata de una producción que va más allá de lo que se ve en las salas de cine. La maestría de su colosal campaña de marketing lo ha convertido en un personaje vivo que se dedica a derribar la cuarta pared a mazazo limpio como y cuando le apetece. En vista de eso, jamás se me ocurriría comenzar una crítica sin proporcionaros antes, queridos lectores, un poco de contexto (mi opinión personal la podéis encontrar todo recto y al fondo, no tiene pérdida).

Deadpool en X-Men, Orígenes de Lobezno
La película está basada en el personaje mutante de Marvel Cómics y, cómo todo lo pertenenciente al universo mutante, sus derechos están en manos de la 20th Century Fox. El estudio ya utilizó al personaje (interpretado también por Ryan Reynolds) en X-MEN, ORÍGENES DE LOBEZNO pero la versión no agradó a los fans de Deadpool, puesto que era radicalmente opuesta a la de los cómics. Tiempo después se filtró material de prueba de una supuesta película del personaje que había sido cancelada. El material gustó tanto a los fans y tuvo tal difusión que el proyecto se reanudó y... ¡Voilá!

Con un presupuesto de lo más holgado en comparación con sus megaproducciones hermanas, a Deadpool no le quedaba otra que apostar por la publicidad, ¡y vaya si lo ha hecho! Desde las imágenes promocionales más irreverentes hasta "videotutoriales" para detectar el cáncer testicular y el de mama, pasando por felicitar el Día de Australia o mostrar cómo pasa su noche de Halloween el mercenario bocazas. Tampoco faltan homenajes al Día de la Madre, Mary Poppins o incluso SINSAJO, la última entrega de los Juegos del Hambre.

Su particular homenaje al Día de la Madre


A ver quién pilla el guiño a Spider-Man
No deja títere con cabeza

La maquinaria publicitaria de Deadpool no ha encontrado límites a la hora de buscar nuevas formas de levantar expectación. Esto quedó de manifiesto con su "trailer del trailer" (es exactamente lo que os podéis imaginar: un trailer anunciando un trailer) o la espectacular campaña de San Valentín con la que, seguramente, más de una desprevenida pareja se ha acabado asomando por el estreno.

Con Ryan Reynolds como protagonista no es difícil hacerla pasar por comedia romántica

Hasta el mismísimo Ryan Reynolds, quien también se implicó en buena parte de las labores de producción de la cinta, se ha dedicado a darle bombo de las maneras más excéntricas y geniales. El actor ha confesado en una entrevista haberse llevado un traje del rodaje: “Probablemente me meteré en problemas por contarlo, pero he esperado 10 años para hacer esta película, por eso me llevé un jodido traje”. Incluso admite estar un 70% seguro de que no fue él quien filtró el material de prueba: "Sé que lo hizo uno de nosotros. Somo cuatro. Estamos yo, Rhett Reese, Paul Wernick y Tim Miller, el director. Lo hizo uno de nosotros. Todos dijimos al comienzo, ‘Alguien debería filtrarlo’, pero estoy un 70% seguro de que no fui yo". Además, ante la proximidad de su estreno en España, el actor quiso dedicarnos un post en sus redes sociales. Hugh Jackman, el intérprete de Lobezno en X-MEN, también se quiso sumar a fiebre por Deadpool desde su cuenta de Facebook (Lobezno y Deadpool siempre han sido personajes muy cercanos en los cómics).




Y, para coronar tan grandioso proyecto, no puedo dejar de mencionar la campaña navideña de Los 12 días de Deadpool, durante la cual se fueron publicando diversos vídeos e imágenes promocionales en varios medios:


El set de emojis oficiales marca Deadpool
El 2015 de Deadpool
Una página del guión corregida por Deadpool
La lista de Navidad de Deadpool
El plan maestro de Deadpool





Una vez puestos al día vamos con el plato fuerte. Si bien el éxito de una campaña publicitaria como la de esta película es un punto en el marcador de sus productores, no es todo lo que convierte a una película en una buena obra cinematográfica. 

En mi opinión, Deadpool da la talla. Se trata de un filme muy disfrutable de principio a fin. Es cierto que la trama es muy simple y que los villanos dejan que desear, sin embargo esto queda compensado por el alocado carisma del personaje y la habilidad de sus guionistas para narrar su historia de origen. El humor está presente durante toda la película y, además de los tacos, los chistes negros y la vulgaridad que saltan a la vista en un primer momento, la cinta está plagada de humor inteligente, ingeniosos juegos de palabras y referencias cinematográficas, musicales y culturales de todo tipo. Pero eso no es todo, Deadpool se atreve incluso a darle caña a su anterior aparición en X-MEN, ORÍGENES DE LOBEZNO y al fracaso de LINTERNA VERDE, la película de DC Cómics cuyo protagonista también fue interpretado por Reynolds (ya hay que tener valor para meterse con la competencia en las salas de cine).



Pero Deadpool no es sólo una gran película de cara al público general, también es una película pensada para los fans. Como aficionado al mundo del cómic puedo decir que Deadpool es uno de los mayores homenajes a un personaje que he visto en la gran pantalla. Su director confirmó en una entrevista que alberga más de 100 easter eggs (guiños y referencias ocultas), incluido el ya tradicional cameo del célebre Stan Lee. Otro de los puntos fuertes en ese sentido de la película fue Coloso. La caracterización del X-Man (con acento ruso incluido) está a la altura de la del mercenario. Se nota mucho el cariño con el que sus creadores han tratado la película y eso es muy de agradecer (para el caso contrario véase 4FANTÁSTICOS).

Uno de los principales aspectos que hacen famoso al mercenario bocazas es su afición por romper la cuarta pared, algo que los guionistas han sabido plasmar de forma magistral en la gran pantalla. Deadpool está constantemente interpelando al público, jugando con él. Sabe perfectamente que es un personaje ficticio dentro de su propia película, sabe que nosotros estamos ahí para verlo a él y le encanta.

Uno de los pocos puntos negativos que puedo encontrar es el doblaje. La traducción al español de la película acaba con ese tono de gamberro travieso que tiene Deadpool y con al menos la mitad de los chistes y juegos de palabras, resultando en algunos momentos hasta un poco cutre. El actor de doblaje que acostumbra a poner voz a los personajes de Reynolds no ha sabido estar a la altura aunque, todo hay que decirlo, se trataba de un reto difícil de superar. Recomiendo muy encarecidamente asistir a la versión en VOSE (Versión Original Subtitulada) pues gana mucho con respecto a la versión en español. Hablando de lo cual, no se os ocurra abandonar la sala hasta la escena post-créditos.

Para acabar os dejo aquí el trailer de la película. ¡Disfrutad y comentad qué os ha parecido!







Fernando Montes Vázquez

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

1 comentario:

  1. Hola =)
    La entrada ha sido una pasada, te lo has currado mucho y se nota que Deadpool te gusta. Fui a ver la película hace una semana y la verdad, me lo pasé genial, estoy totalmente de acuerdo contigo en todo lo que has dicho.
    Gracias por la entrada, he disfrutado mucho con ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!