Reseña: Todas las hadas del reino



¡Hola, readers!
Aprovechando que el día 16 se publica Por una rosa, unos relatos escritos por Javier Ruescas, Benito Taibo y Laura Gallego, os traigo la reseña de Todas las hadas del reino, que no sé por qué no lo había hecho hace mucho jajaja.
¿Conocíais este libro? ¿Qué os pareció? ¡Nos leemos!

Título: Todas las Hadas del Reino
Autores: Laura Gallego
Editorial: Montena
Páginas: 447
Precio: 15,95 €
Libro autoconclusivo
Camelia es un hada madrina que lleva trescientos años ayudando con gran eficacia a jóvenes doncellas y aspirantes a héroe para que alcancen sus propios finales felices. 

Su magia y su ingenio nunca le han fallado, pero todo empieza a complicarse cuando le encomiendan a Simón, un mozo de cuadra que necesita su ayuda desesperadamente. 

Camelia ha solucionado casos más difíciles; pero, por algún motivo, con Simón las cosas comienzan a torcerse de forma inexplicable…


En un mundo dividido en reinos, llenos de castillos, princesas, criaturas y brujas, existen siete hadas madrinas desde hace más de trescientos años, quienes decidieron dejar el Reino de las Hadas para vivir en el de mortales y así ayudar a quien lo necesite.

De entre ellas, Camelia es la más dedicada a sus ahijados, incapaz de decirles que no a cualquier sueño o deseo que quieran realizar. Durante varios capítulos veremos el ajetreado día a día que tiene, yendo de un lugar a otro ante la llamada de sus muchos ahijados, variados en cuanto a edad, sexo y procedencia. 
Todo parece ir de forma normal y rutinaria hasta que Orquídea, el hada madrina más pija que puedes encontrar, le ruega que se haga cargo de uno de sus ahijados, Simón, pues es un plebeyo que se encarga de las caballerizas que se ha enamorado de la princesa de su reino; y eso no va con Orquídea, pero sí con Camelia, pues es a la que mejor se le da resolver problemas amorosos, y más aún si son tan imposibles. 

Lógicamente, Camelia acepta, algo a regañadientes, y comienza a volcarse en él. Pero lo que no imaginaría nunca es cómo iban a torcerse las cosas a raíz de ello, poniendo en peligro no sólo al chico, sino que cambiará la vida de la propia Camelia de una forma que jamás habría imaginado. (No puedo contar nada sin destapar la trama)

La primera mitad del libro resulta bastante lenta y, a mi parecer, se podría haber resumido todo pues resulta relevante. Capítulo tras capítulo, es el día a día del hada, lidiando con sus ahijados o discutiendo con alguna otra hada madrina, etc. Que los capítulos sean tan cortos aporta dinamismo y agilidad a la lectura, pero son capítulos en los que apenas pasa algo, y se va repitiendo a lo largo de la historia, haciéndola al mismo tiempo lenta y repetitiva. 

Si bien es verdad que algunas escenas son necesarias para luego comprender el cambio que sufre Camelia, que veamos qué es la gota que colma el vaso, estas mismas escenas podrían haberse dosificado y, además, el cambio me resulta brusco y muy artificial, pues es un hada que durante siglos ha estado defendiendo ciertos valores morales y, por tan solo un percance, es capaz de tirarlos abajo en un segundo.

Los personajes son originales y cada uno con su propia personalidad, y en conjunto hacen una lectura entretenida y bien hilada, aunque al mismo tiempo, sus propias personalidades no casan con su comportamiento en alguna ocasión; además, no he conseguido encariñarme de ninguno ni crear un vínculo con ellos, ni siquiera de Camelia, la protagonista. Además, la obra contiene muchos personajes secundarios, muchos muchos, que luego la mayoría no tienen relevancia apenas. 

Toda la novela está sembrada de pequeños elementos de diversos y variados cuentos clásicos de hadas, pero estos guiños resultan tan evidentes que no parecen que pertenezcan a la propia trama, sino como un compendio de referencias a estos cuentos y ya. 
La única que, quizá, forme parte tanto de la trama como de los cuentos populares, es la bruja come-niños de Hansel y Gretel.

Y el final, igualmente, me parece artificial y con una moraleja un tanto inespecífica, así como el inconexo cambio de postura de ciertos personajes. Entiendo que sea un cuento al fin y al cabo, y que no se tenga que explicar todo y eso, pero es un libro de casi 500 páginas en las que no pasa nada en más de la mitad del mismo.

La obra está plagada de la esencia de Laura, y eso se nota y se aprecia, pero no creo que el libro haya estado "tan" a la altura de tanto bombo que se le ha dado, ni de mis propias expectativas.
Todas las Hadas del Reino es un libro que tiene un gran trabajo a sus espaldas, con una narración más madura en la autora en un mundo de fantasía y cuentos de hadas, pero que su atrayente trama no es suficiente para no camuflar los fallos en el desarrollo de la historia y la evolución de los personajes. 
Plagado de referencias a los cuentos de siempre y con mensajes ocultos que pretenden enseñar a los lectores, pero con un argumento mal desarrollado y demasiado extenso para lo que es en síntesis la trama principal.

Juan Manuel Sarmiento

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

4 comentarios:

  1. Es la primera novela que leo de Laura Gallego y a mi si me gustó bastante. Quizá si tiene alguna falta de coherencia pero a mi me envolvió la magia de la narración y disfruté mucho descubriendo su mundo. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Sí, a ver, la novela me gustó, pero últimamente sus novelas carecen de ese "algo" que tenían antes sus historias, y sé que este libro podría haber sido mucho más; aun así me gustó (de hecho, cada vez que pienso en él me gusta más que cuando lo leí y quiero releerlo pronto) pero, para mí, le falta algo.
      Gracias por pasarte, saludos!

      Eliminar
  2. Tengo todos los libros de Laura, algunos sin leer. He seguido sus novelas desde adolescente y cuando sacó este libro estaba muy emocionada, porque adoro a Laura y porque era un libro de hadas y cuentos conocidos y sin conocer. Fue un verdadera lastima, porque no me gustó para nada. Carecía de sentido para mí, tiene un toque muy infantil en vez de juvenil. Tal vez puse muchas expectativas en él pero no tengo un buen sabor de boca con el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Yo he leído *casi* todos los libros de Laura, y estoy observando una decadencia cada vez mayor en sus novelas desde un punto en el pasado hasta ahora, siendo mis mayores decepciones libros como Omnia o Héroe por casualidad (sí, sé que son novelas middlegrade pero eso no les da la excusa de ser tan simplonas; hasta Gerónimo Stilton tiene más profundidad xD).

      A mí todo lo que tiene que ver con el género que tiene Todas las hadas del reino, con los cuentos de hadas y demás, me gusta mucho, pero, como comenté arriba, para mí le falta algo como para puntuarlo con una nota mayor. Aun así quiero leerlo otra vez y es de esas historias que sé que me van a entretener todas las veces que las lea pero...eso.
      Gracias por pasarte, esperemos que con su nueva novela, Cuando me veas, nuestras expectativas se vean mejor recompensadas :D
      Saludos!

      Eliminar

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!