Reseña: Ángeles Caídos



Título: Ángeles Caídos
Autora: Susan Ee
Editorial: Océano Gran Travesía
Páginas: 368
Precio: 15,95 €
Saga Penryn y el fin de los tiempos: 
1. Ángeles Caídos
2. El Mundo del Mañana (Reseña)
3. El Fin de los Tiempos (Reseña)

Han pasado seis semanas desde que los ángeles del Apocalipsis descendieron para demoler el mundo moderno. Las pandillas callejeras gobiernan los días mientras el miedo y la superstición controlan la noche. 
Unos ángeles guerreros se llevan consigo a una indefensa niña pequeña, pero Penryn, su hermana de diecisiete años, hará lo que sea para recuperarla. Cualquier cosa, incluso llegar a un pacto con un ángel enemigo. Raffe es un ángel que se encuentra a punto de sucumbir a manos de otros ángeles rivales y sin alas con las que defenderse. 
Viajando a través del ahora oscuro y retorcido Estado de California del Norte, solo se tendrán el uno al otro para sobrevivir. Juntos, viajarán al bastión de Los Ángeles en San Francisco, donde ella lo arriesgará todo para rescatar a su hermana y él se pondrá a merced de sus más grandes enemigos para recuperar su grandeza perdida.
A veces, cuando caminamos en la oscuridad, nos topamos con algo bueno
Ángeles Caídos prometía ser un libro postapocalíptico donde los ángeles eran los malos de la historia para variar y que sería una historia absorbente y diferente al resto. Ha resultado ser eso y más, cumpliendo así con creces las expectativas que tenía puestas en él.

Han pasado seis semanas desde que los ángeles bajaran a la Tierra para comenzar con la aniquilación de la raza humana. Penryn es la protagonista de esta historia, una chica de diecisiete años que tiene que sobrevivir día a día cargando con una madre esquizofrénica y su hermana pequeña. Su rutina de relativa paz se ve truncada cuando se topan con un grupo de ángeles en mitad de una pelea contra uno de ellos. Penryn será testigo de cómo el lider de la banda corta las alas al apaleado. No contento con eso, al ser consciente de la presencia de las humanas, se lleva por los aires a Paige, la hermana de Penryn. Es entonces cuando decide llevarse al ángel herido para intentar averiguar algo sobre el posible paradero de su hermana. 

Así conocerá a Raffe, el ángel sin alas, con el que se creará un extraño vínculo basado en devolverse favores mutuamente. Aunque le resulte irritante y mundana, le será imposible dejarla a su suerte, por lo que ambos recorrerán el camino que lleva hasta un nido de ángeles en San Francisco para así cada uno cumplir su objetivo personal: Raffe conseguir que le cosan de nuevo las alas, y Penryn averiguar el paradero de su hermana. 

Por el camino irá consolidándose una relación de compañerismo entre ellos de una forma sutil y progresiva, conociéndose el uno al otro y llegando a ver que ser humano no es tan malo y que ser un ángel no tan maravilloso. 
Descubriremos junto a Penryn un plan macabro y peligroso que podría acabar con los ángeles pero a un precio demasiado elevado. ¿Cómo hacer frente a una amenaza más peligrosa que la de los propios ángeles? ¿Qué hacer cuando existe una posibilidad de que se tome el control de todos los países y la humanidad quede erradicada?

"Nunca lo pensé antes, pero estoy orgullosa de ser humana. Tenemos tanta fallas. Somos frágiles, seres confundidos, violentos, y luchamos contra tantos problemas. Pero al final, estoy orgullosa de ser una Hija del Hombre."
Narrada en primera persona, Penryn no brillará por su elocuencia o profundidad precisamente. Es una chica obstinada y determinada a seguir adelante sin importar nada más que salvar a Paige. Que no se cuestione nada ni se detallice en exceso se ve recompensado con un personaje fuerte que no se ve en todas las novelas. 
En contrapartida tendremos a Raffe, uno de los "malos de la película" pues por culpa de los de su raza el mundo está como está. Frío, valiente, con fuerza de voluntad y sarcástico, buscará que le devuelvan su antigua gloria y que, conforme avancemos en la historia, iremos desvelando poco a poco sus capas emocionales más internas, más "humanas". Con la pose del típico chico malo, será el que aporte los momentos de humor a la historia con sus comentarios irónicos.
"¿Cómo te llamas?
-Mis amigos me llaman Ira —dice Raffe—. Mis enemigos me llaman Por Favor Ten Piedad."
La historia te atrapa y, aunque haya diálogos escasos, porque Raffe no es que sea muy hablador y Penryn, al desconfiar de él, habla aún menos, los que hay están muy bien construidos. Por lo tanto, solo hay diálogos cuando realmente se necesitan. Es por eso que la tensión entre ellos es más que palpable, y no encontraremos amor entre estas páginas; eso es tarea de sus continuaciones, seguramente. Espero que se deje para el final y no para el segundo libro, o ese amor lo eclipsará todo, jaja. 

La narración de Susan es fresca y rápida, mezclando con éxito la tensión y la adrenalina con acción espontánea y rápida y capítulos cortos. Con un final obviamente abierto por tratarse de una trilogía, todo apunta a que en la continuación veremos más en profundidad el tema de la guerra de los humanos contra los ángeles y conoceremos más trasfondo de los personajes.
En Ángeles Caídos nos encontraremos una historia repleta de acción, escenas violentas y giros argumentales, donde los ángeles son más oscuros de lo que parecen. En esta historia no sobra ningún párrafo o personaje. Si te gusta el género de lo post-apocalíptico, no te puedes perder esta novela. 

Juan Manuel Sarmiento

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla y Cipri Cáceres os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!