Reseña: Diez




Titulo: Diez
Autor: Gretchen McNeil
Editorial: Maeva Young
Paginas: 360
PVP:16.90
Libro autoconclusivo

¡Shhhh!
¡No se lo digas a nadie!Fiesta en White Rock House, en Henry Island.Si te la pierdes, te arrepentirás el resto de tu vida. 

Meg y Minnie reciben una misteriosa invitación a una fiesta en una exclusiva isla y no dudan en mentir a sus padres para poder ir. Pero cuando llegan a la mansión de los Cliff y conocen a los ocho invitados, Meg sospecha que algo no va bien. El único DVD que hay en la casa contiene un misterioso vídeo y un siniestro mensaje: La venganza es mía...
 El primer cadáver parece un suicido, pero cuando las muertes se empiezan a suceder, y ven que no hay forma de salir de la isla ni de contactar con nadie del exterior, Meg comprende que el mensaje iba en serio. ¿Podrán ella y Minnie escapar con vida?
Siendo sinceros, a este libro le tenía ganas desde que lo vi rondando por Internet (allá por la época en que se publicó), tanto por su trama como por las impresiones de quienes lo habían leído. Pero siempre hay un “algo” que me echaba para atrás a la hora de comprármelo, y siempre lo dejaba para más adelante. Debería haber prestado más atención a mi instinto.

La historia es algo así como un retelling adolescente de la novela Diez negritos, de Agatha Christie, y de películas americanas como Scream, Sé lo que hicisteis el último verano, y demás películas similares. Escrita así, atraería al género juvenil y sería de lectura fácil. No sé por qué, pero la historia me la he tomado más como Scary Movie, que como Scream. O sea, a cachondeo. Vayamos por partes.

En los primeros capítulos se nos van presentando rápidamente a los diez personajes, los “protagonistas”, por llamarlos de alguna forma. Representan los tópicos de cualquier película americana que se precie: el negro, la rubia, el macarra, la listilla, la chula que va de borde, el calladito, etc. Son personajes planos, demasiado. Además, apenas tienen interacción en la historia y no te da tiempo a conocer a nadie ni a cogerle siquiera “simpatía. La historia se centra en Meg, la protagonista por excelencia, y en T.J., el chico de color por el cual Meg pierde las bragas a cada momento (trataré esto a continuación).

La narración de la historia se divide principalmente en: muy poco del presente, demasiadas menciones a hechos que ocurrieron en el pasado pero que la autora nunca explica correctamente, y mucho romance. Mucho. Demasiado. Hasta decir basta.

Por si no os había quedado claro, Meg está colada por T.J., y éste de ella. Pero claro, como son adolescentes no pueden ir diciéndose que se quieren. Tienen que evitarse el uno al otro pero luego tener momentos íntimos del tipo “ir juntitos a todos lados, abrazarse, excitarse por el contacto físico cercano del otro, etc”.
Resulta TAN empalagoso que llega a morir la primera víctima (no hago spoilers, todos sabéis que en esa casa van a ir muriendo todos poco a poco), y lo único en lo que piensa Meg es en “Dios mío, T.J., está tan cerca que si girara mi cabeza, podría besarle...” (Literal, no estoy exagerando). A primera impresión, resulta chocante y podrías pensar que “bueno, conforme avance la historia, no creo que la chica siga igual”. Error. Es así en toda la historia. Se ve que les importa poco que haya alguien asesinando a sus amigos y que ellos podrían ser los siguientes.

Hay que reconocer que la forma de escribir de la autora hace fácil la digestión del libro. Se lee bien y rápido; no hay descripciones largas (a veces, ni cortas), y no se enrolla con la narración ni las explicaciones, y los diálogos son los típicos entre adolescentes: amor, insultos, peleas, y poca coherencia. También tiene alguna que otra parida que tú la lees y te quedas con cara de: "¿En serio vais a salir así de esa situación, con esa facilidad?”.

Pese a haberme prácticamente bebido el libro, ha sido una lectura que no he disfrutado, y el único interés que tuve en seguir leyendo fue para saber en qué orden moría cada uno y cómo. Y, bueno, cómo explican al final los hechos, para salir de dudas y eso. Que tampoco es que fuera muy “Whoooooa
Diez es un libro flojo que parece más el diario de una adolescente enamorada que una historia de asesinato y suspense. Léelo solo si estás un domingo por la tarde aburrido en casa, porque de lo contrario estarías perdiendo el tiempo.

Juan Manuel Sarmiento

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

5 comentarios:

  1. ¡Hola, hola!

    Cuando he leído la sinopsis me ha atraído mucho y pensaba que iba a ser un buen libro, como lo que te pasó a tí de que querías leerlo. Sin embargo con tu reseña me he dado cuenta de que no es como yo creía (carita de pena).
    Me ha encantado cuando has dicho "resulta TAN empalagoso que llega a morir la primera víctima", no sé si es ironía o muere de verdad por empalagamiento :/
    Total, que me esperaba otra cosa del libro con esa sinopsis y que he disfrutado de la reseña y cómo está escrita.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      A mi me pasó lo mismo que a ti con la sinopsis: se quedaron conmigo xD
      En cuanto a esa frase que mencionas, la frase completa quiere decir: "resulta tan empalagoso que, cuando muere la primera víctima, la prota está tan encoñada por el chico malo, que en lo único que puede pensar es en lo cerca que le tiene para besarle (en lugar de preocuparse porque haya un cadáver)"
      A ese nivel de "empalagosidad" se llega en la historia jajaja
      Gracias por pasarte, un saludo!

      Eliminar
  2. Hola, curiosamente me pareció un libro malo, pero muy entretenido. Totalmente de acuerdo, se parece muchísimo a la típica película americana de miedo para adolescentes. Es un topicazo de novela, pero lo dicho, muy entretenida aunque en todo momento sabes que lo que estás leyendo es demasiado simple. Yo creo que es un buen libro para adolescentes, seguramente lo habría disfrutado más si fuera una de mis primeras lecturas "adultas". Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Claro, tiene eso: sabes que es malo, pero aun así te entretiene (al menos a mí, lo hacía de lo malo que era; como ocurre precisamente con películas de ese estilo). Pero bajo mi punto de vista, no es un punto positivo para el libro jajaja.
      Igual para adolescentes más jóvenes y que no hayan leído demasiado, les viene bien para empezar, pero lectores más avezados lo verán muy simple, como nosotros.
      Gracias por tu comentario, saludos!

      Eliminar
  3. Hey!
    Por lo menos sabemos que el negro no muere el primero como siempre ocurre en las pelis. Claro que habiendo una rubia por medio debió ser difícil para la autora decidir que tópico usaba primero.
    Hace tiempo que conozco el libro y hace tiempo que sé que no merece la pena porque no es ya un retelling de Diez negritos, sino por lo que cuentas ,una copia barata y hormonada de este.

    Yo leí Diez negritos cuando era un moco, probablemente fue de los primeros libros que leyera porque a mi madre le encantaba Agatha Christie y era lo que había en casa.
    Recuerdo poco del libro (debería releerlo) pero sí lo mucho que me enganchó y la imagen de uno de los personajes con un hachazo en la cabeza, estuve traumatizada un par de días (aún no había desarrollado mi gusto por la sangre).

    Tras leerte, pienso lo mismo de Hyde de David Lozano (que tampoco te gustó) y si algún día termino leyendo uno de estos porque no tengo otra cosa que hacer, te digo que va a salir la hater que llevo dentro porque no me puedes tocar Diez negritos a la ligera.
    Yo comprendo que la historia es muy atrayente, tanto para el escritor como para el lector: reunimos a un grupo de personas (si son desconocidos mejor) en un lugar aislado, los matamos uno a uno y que cunda el pánico entre ellos. Pero por favor, hagámoslo bien.
    Y si no has leído Diez negritos, deberías, aunque el estilo de Agatha no le gusta a todo el mundo y tú no eres mucho de estos libros.

    Saludos!

    ResponderEliminar

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!