[Series] The Strain 3x10: El Planeta de los Vampiros



OJO: CONTIENE SPOILERS DE LA SERIE THE STRAIN.

LOS HIJOS DE LA NOCHE.

“He venido en respuesta a tus plegarias. La vida ya no tiene sentido, ¿verdad? El vino no tiene sabor. La comida te produce nauseas. Parece que nada tiene razón de ser, ¿verdad? ¿Y si yo pudiera devolverte todo? Calmarte el sufrimiento y darte otra vida. Una que no puedes ni imaginar. Y sería, para siempre". Entrevista con el vampiro (1994) de Neil Jordan.

Esta semana voy a hablaros de una de mis series favoritas de vampiros, me refiero a The Strain cuya tercera temporada acabo de terminar recientemente. Esta serie nos ha ofrecido una estupenda tercera temporada con nueve capítulos muy buenos y un capítulo final, el décimo, absolutamente espectacular. 

THE FALL.

“El amor es la única fuerza que no puede ser explicada”. The Strain. 

The Fall es el título del último capítulo de la tercera temporada de la serie The Strain, en él vemos como Eldritch Palmer (Jonathan Hyde) y Abraham Setrakian (David Bradley) llegan a un acuerdo para atrapar al tenebroso y perverso Amo y también vemos como este turbio y retorcido vampiro un poco más tarde toma el cuerpo de un personaje de la serie que no será revelado aquí. 

Por otra parte, el valiente y carismático Abraham Setrakian, Vasiliy Fet (Kevin Durand), Ephraim Goodweather (Corey Stoll), Dutch Velders (Ruta Gedmintas) y Quinlan (Rupert Penry-Jones) se presentan en el edificio de Eldritch Palmer con la intención de encerrar al Amo en un ataúd de plata, algo que finalmente consiguen pero el capítulo nos reserva un final especialmente demoledor y es que Ephraim Goodweather tiene un encuentro con su ex mujer convertida en vampira y con su hijo Zach que tiene unas consecuencias terriblemente catastróficas. 



Hace ya unos años leí La Trilogía de la Oscuridad cuyos autores son Guillermo del Toro y Chuck Hogan y la verdad es que me parecieron unos libros de una gran calidad y muy terroríficos. En el año 2014 se estrenó la serie basada en estos libros y hasta ahora he disfrutado con sus tres temporadas aunque mi favorita es la primera que nos ofreció algunos episodios ciertamente gloriosos. 

Esta tercera temporada de la serie The Strain ha supuesto para mi el reencuentro con unos personajes a lo que adoro como son Vasiliy Fet, Ephraim Goodweather o Quinlan siendo mi favorito el venerable Abraham Setrakian. Por otra parte también me he reencontrado con el siniestro Amo, un ser lleno de oscura maldad y un perverso y cruel vampiro, para mi el Amo es uno de los grandes villanos de la literatura de terror de los últimos años.

Los vampiros creados por Guillermo del Toro y Chuck Hogan son unos seres de aspecto lúgubre y desagradable, muy alejados de los vampiros bellos y reflexivos creados por la gran Anne Rice y de la fascinante familia Mikaelson de la serie The Originals por ejemplo.  

Os recomiendo sin duda el visionado de la tercera temporada de esta serie, una temporada que nos habla de la eterna lucha entre el Bien y el Mal y de sentimientos como el odio y el amor. También esta temporada nos hace reflexionar sobre la enfermedad y sobre la muerte y sobre como el ser humano en una situación límite es capaz de lo mejor y de lo peor. La muerte de un ser querido es devastadora y ese dolor es lo que lleva a Zach a cometer un acto imperdonable cuyos beneficiarios son los vampiros y su tenebroso señor y es que cuando el dolor se vuelve insoportable un simple muchacho es capaz de provocar una gran tragedia. 

TRAILER.



UNA ESCENA DE LA TEMPORADA.





Manuel Castilla Gómez

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!