Cine: Sinsajo Parte 1


¡Hola, readers!
Rescato una vez más (parece como si hubiera abierto el baúl de los recuerdos XD) una reseña de cine del olvido (que no existía en este blog aún)
Seguramente muchos de vosotros hayáis visto esta película a estas alturas, pero aun así os lo aviso: PUEDE CONTENER SPOILERS. LEE BAJO TU PROPIA RESPONSABILIDAD.
¿Conocíais esta película? ¿Qué os pareció? ¿Prefieres las películas o los libros en los que están basadas? ¡Nos leemos!

Dividir Sinsajo en dos partes es un recurso que no creo que sea del todo acertado. El resultado ha sido una primera parte demasiado estirada que saltaba a la vista que solo se trataría de la antesala a toda la acción comprimida en su segunda, y última, parte.

Jennifer Lawrence volvía a encarnar por tercera vez a Katniss Everdeen, esta vez como la líder en la revolución contra el Capitolio. Al igual que en sus dos primeras partes, se nos sigue describiendo Panem, un país dividido en doce distritos a modo de campos de concentración donde se trabaja para abastecer al Capitolio, la fuente de poder del país y hogar de los privilegiados que controlan a los distritos tras la guerra; a cambio el Capitolio les proporciona orden y seguridad. 

Las dos primeras cintas se centraban en la participación de Katniss y Peeta (Josh Hutcherson) en los Juegos, su desafío al Capitolio y la venganza de éste al incluirlos en la secuela en unos nuevos Juegos que terminarían con la destrucción de la Arena artificial que servía de campo para los Juegos por parte de Katniss y su rescate gracias a la Resistencia y al rebelde Plutarch Heavensbee (el fallecido Philip Hoffman). Sin embargo, Peeta es secuestrado por los agentes del Capitolio.

Así, comienza Sinsajo: Parte 1. Katniss se encuentra en el subterráneo Distrito 13, que se creía destruído desde hacía años, junto con su madre, su hermana Prim, Gale (Liam Hermsworth), Effie Trinket (Elizabeth Banks), el ahora sobrio Haymitch (Woody Harrelson), Plutarch, y Alma Coin (Julianne Moore), la fría presidenta del Distrito 13.
Katniss se verá dividida por convertirse en el símbolo del Distrito 13, el Sinsajo, para llevar la revolución a un nuevo nivel, su preocupación por el estado de Peeta, y la destrucción de los diferentes Distritos .Los juegos la cambiaron por completo y tiene que reconstruirse a sí misma, con una personalidad escindida entre su parte pública y la privada, entre el símbolo que han hecho de ella para proyectarlo, y sus verdaderas inquietudes. Casi sin quererlo se verá metida de lleno en la propia guerra entre los agentes de la paz, liderados por el presidente Corialanus Snow (Donald Sutherland) y los rebeldes de cada distrito. Una guerra con mucha destrucción y muchos heridos. 

La protagonista, que nos la vendieron como una heróina fuera del patrón, una mujer independiente y segura de lo que hace, fracasa en esta última entrega al meterse aún más de lleno en un triángulo amoroso adolescente y llorando cada dos por tres por el estado de Peeta en lugar de por salvar realmente a la nación (o, al menos, derrocar al Capitolio, que ese fue siempre su objetivo). 

Toda la esencia de Katniss Everdeen que hacía que nos fascinara esta heroína por salirse de los estándares de personajes femeninos a los que estábamos acostumbrados, se derrumba estrepitosamente al encontrar en esta película planos de ella que alternan entre la Katniss que reacciona a las cosas (nunca como parte inicial de la acción, siempre respondiendo a factores externos), con multitud de planos de Lawrence derrumbándose, llorando y dramatizando, y lo que es peor, la Katniss que tiene ante sí la oportunidad histórica de la revolución y en vez de ello todas sus frases tienen a Peeta como protagonista. 
Katniss se convierte en esta ocasión en la viuda de un soldado al que da por muerto. Casi se ha convertido en su madre cuando perdió a su marido. 

Ni rastro de esa mirada feroz que podíamos ver en En Llamas (a excepción de una propo que graban en el Distrito 8 para retar al Capitolio cuando dice la famosa frase de "Si nosotros ardemos, tú arderás con nosotros); Katniss se ha enamorado y la historia lo paga con el aburrimiento.
Aunque claro, he podido vivir en mis propias carnes que a las fans enloquecidas súper enamoradas de Josh Hutcherson, a ellas estos aspectos no les importan lo más mínimo. 

Sin Juegos que mantengan la trama, de la revolución sólo nos quedan ya mensajes cruzados por televisión,, una sola escena de acción directa (el bombardeo del distrito 13 se siente, pero no se ve, aunque termina siendo una de las mejores escenas de la cinta), un par de eventos en los que se deja ver la revolución protagonizados por masas anónimas en un par de Distritos, y un giro final curioso pero que a estas alturas no sirve para enderezar una historia que ha ido perdiendo el interés a pasos agigantados. 
Sí, la segunda parte contendrá toda la acción que tiene el libro, pero eso no quita que la primera parte haya sido aburridamente larga. 

Para más inri, la película ha contado con un plantel de actores muy famosos y muy buenos (entre los ya mencionados, tenemos a Natalie Dormen y Stanley Tucci), y no se ha sabido desarrollar a ninguno, o simplemente no se les han dado apenas minutos en pantalla. Así, la presidenta Alma Coin interpretada por la mítica Julianne Moore, da tres discursos contados en toda la película y sale dos segundos además de eso. Y así con todos los actores.
Pero claro, de Katniss y Gale juntitos tendremos para rato en toda la película. Al menos, en cuanto al apartado visual no puedo tener muchas quejas: visualmente es una gran película, y la banda sonora habría sido mucho mejor, más "épica", si hubieran incluido en la película las canciones que hay en el Soundtrack, y no sólo a Lorde en los créditos finales (que aunque no trago a la cantante, la canción mola)

Esta esperada entrega ha dejado un sabor agridulce para los fans de verdad, los que ven en la película la calidad (o escasez de ella) y el acierto para adaptar la película y no los fans que se fijan en "qué guapo X, qué bonita esta escena, qué blablabla". 
El estado de confusión de Katniss transmite al espectador que no sabe si atender al amor o a la revolución, a los personajes o a la historia, con el peligroso riesgo de que te acaben dando igual tanto los unos como la otra. 
Al ver a Effie Trinket con esas ropas grises y anodinas, podemos ver que, a nivel cinematográfico, a la saga de Los Juegos del Hambre les sienta mejor el Capitolio que la Revolución.

NOTA FINAL:
6,5/10

Sinsajo: Parte 1 resulta ser un paso atrás en la franquicia cinematográfica con una historia demasiado alargada y unos personajes muy mal llevados. Esperaba mucho más a estas alturas, la verdad.

Juan Manuel Sarmiento

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

7 comentarios:

  1. ¡Hola!
    A mí no me gustó mucho, mis preferidas sin duda fueron Los Juegos del hambre y Sinsajo II, en Llamas, no sé, no llegó a llamarme mucho la atención...
    EN general sí son unas películas que me han gustado, y que me han hecho disfrutar, sobre todo Sinsajo II porque fue la única que vi en el cine con mis amigos, y estábamos solos en una sala pequeña y lo pasamos muy bien
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Es una saga de películas que están a la altura, tanto a nivel cinematográfico como a nivel de adaptación de los libros, pero está claro que Sinsajo 1 era innecesaria, porque se estira demasiado y se deja todo el peso real en la segunda parte. Una sola película un poco más extensa hubiera quedado mejor; pero claro, entonces no nos habrían sacado el dinero jajaja
      Gracias por pasarte, un saludo!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Coincido totalmente contigo en que dividir el libro en dos películas es de lo peor que pueden hacer. Y es que encima lo hacen con todas estas trilogías, Los juegos del hambre, divergente etc. Como consecuencia una parte cinematográfica queda muy pobre a nivel de acción mientras que la otra queda descontextualizada. En fin, es lo que pasa cuando las productoras miran más por el dinero que por el cine de calidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Una práctica que todas han copiado de HP, pero la diferencia es que a HP SÍ le venía bien dividir en 2 el último libro, teniendo en cuenta que todas las películas anteriores eran de 2h30min de duración, y HP7 era un libro con demasiado contenido como para que cupiese en una sola película sin borrar demasiado. ¿El problema? La práctica la han estado reproduciendo en trilogías, y no hay tanto contenido como para ello (Amanecer, por ejemplo, no fue demasiado mal porque era un libro extenso).
      Por suerte, no ocurrirá lo mismo con La Cura Mortal (El corredor del laberinto #3); siguen quedando directores con decencia jajajaja
      Gracias por pasarte, un saludo!

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Pues estoy de acuerdo en que la idea de dividir la historia no fue buena. En general, ni la 1 ni la 2 me gustaron mucho, cuando En llamas me encantó. Esta primera parte es muy aburrida y casi no pasa nada, no hay acción ¿por qué? Pues porque deberían haber hecho una sola película, así todo hubiera quedado más equilibrado. Esta moda de dividir los finales no cesa desde que lo hicieron con Harry Potter y las Reliquias de la Muerte y no vale con todas las historias, eso está quedando claro.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! Toda la acción propiamente dicha queda relegada a la segunda parte, mientras tanto en la primera...¿qué hay? No creo que hayan sido necesarias tantas horas de película para mostrarnos la situación del Distrito 13, cuando en 2 películas hemos llegado a ver menos de todo lo demás en general, en comparación.
      Si los libros son lo suficientemente gordos, veo "aceptable" dividir en dos la última parte (HP 7 y Amanecer han sido los únicos aceptables en todas las que han hecho)
      Pero el dinero mueve montañas....
      Gracias por pasarte, un saludo!

      Eliminar
  4. Hola!

    Odio a Katniss Everdeen (desde Sinsajo libro) y odio a Jennifer Lawrence (desde que me obsesioné con Los Juegos y vi muchas entrevistas a los actores y críticas, aquí creo que ya le tenía asco).
    Aparte de esto, he visto todas las películas 2 veces y las de Sinsajo incluso en maratón; y aunque en su día me gustó bastante, comparto tu opinión. No pasa casi nada y perfectamene podrían haber hecho solo una, peeeeero es mejor hacer dos y sacar más dinero (conmigo lo consiguieron).

    Para mi las escenas mejores son: la primera del distrito 13 destruido, las de la rebelión y las de Peeta martirizado; Josh solo tiene la mirada para transmitir el dolor y locura del prota y no me digas que no lo consigue (ya ves de que team soy xD, con las fans de Finnick no te meteras, no)

    Y no sé si a ti parecería pero en esta peli sexualizaron más al personaje: muy ceñida, bien peinada (la trenza me parecía demasiado perfecta, no algo casual como lo era antes) y demasiado maquillada y aquí no está la excusa del desfile de los distritos.
    Nos hablas de que su comportamiento no era el mismo, pero visualmente la Katniss de la primera peli tampoco es la misma que la de la tercera (salvando la obviedad de que crece). Vale que Jennifer se estaba convirtiendo en un icono pero recordemos que a Katniss todo esto le daba igual.

    Y qué Katniss está enamorada? Jajaja de quien? Te basas en que lloriqueaba por Peeta, esto es recurso peliculero porque queda muy bien para que veas que la pobre se debate en una lucha interna entre la rebelión y el amor; y es super fuerte por llevar tanta carga. Pero esta solo estaba enamorada de su arco y de los pavos que cazaba.
    De los actores, me gustó mucho Julianne Moore y podría haber tenido más minutos

    En el fondo, si te das cuenta no discrepo mucho de tu opinión, solo que tiene otro punto de vista xD

    Un saludo!

    ResponderEliminar

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!