[Cipri] Reseña doble: Bilogía "Leyendas de la tierra límite"



¡Hey, buenas a todos! Sé que el periodo de "Sequía" de mis reseñas ha sido largo, pero espero que no os hayáis olvidado de mí. En mi defensa tengo que decir que no ha sido mi culpa: ¡el trabajo de temporada es maligno! Pero bueno, vamos a lo que vamos.
Hoy os traigo algo bastante especial: una reseña doble de la que, a mi entender, está a la cabeza de un nuevo fenómeno editorial. Ana Gonzalez Duque, una firme defensora del "Autor híbrido". ¿Que no sabéis qué es eso? Bueno, pues para eso estamos.


Hace años, muchos antes de que Aïa, la Elegida, partiera de la Torre de Piedra en busca de ayuda para intentar curar a la Sanadora Mayor, los Oscuros invadieron las Tierras Blancas. Las Sanadoras unieron, entonces, su poder en el Aura, un escudo que consiguió hacerlos retroceder más allá de las Montañas Oscuras, dividiendo el territorio en dos franjas separadas por la Tierra Límite. Allí, la raza Physii y los Guerreros del Alba unen hoy en día sus fuerzas para mantener libres de oscuridad las Tierras Blancas.
Pero la enfermedad de la Sanadora Mayor amenaza con quebrar este equilibrio. La única solución parece estar, inexplicablemente, en un muchacho que trabaja como cocinero y que responde al nombre de Guil de Merabal.

Importante: Esta segunda parte puede leerse sin la primera.
Flamia tiene la luz de vida desde que nació. Por lo tanto, nadie cuestiona su destino como sanadora mayor. Nadie, salvo la propia Flamia. Lo de sanadora mayor le queda grande por todos lados. No oye a la naturaleza como el resto de sus compañeras. Si le dan un libro se olvida del mundo. Y no solo eso: perdió a su mejor amigo porque cometió el error de enamorarse de él. Menudo desastre de sanadora mayor que está hecha.
Cuando el rey de los dragones le pide que rompa el Aura, Flamia se siente superada por el encargo. Si el Aura se rompe desde el lado de las Tierras Blancas, las sanadoras gobernarán las Tierras. Si lo hace por el de las Tierras Oscuras, serán las seheyilth —a las que ella siempre ha conocido como “los Oscuros”— las que lo dominarán todo.
Pero, para romper el Aura, hacen falta dos cosas: luz de vida y sangre de dragón. Y las seheyilth no tienen ninguna de las dos. ¿O sí?

Gracias a Ana González Duque por cederme los dos ejemplares electrónicos (Y por su paciencia) para esta reseña.

Antes de empezar con mi crítica creo que procede poneros un poco en antecedentes:
No creo que sea un secreto que me encanta la literatura fantástica, soy un auténtico enamorado de la espada y la magia al que le da igual cual sea el subgénero (Fantasía épica, Fantasía Noir, Fantasía Heroica...) siempre disfruto con ellas. Así pues no es raro que acabe cayendo en mis manos libros del año de la pera y apuestas rarunas en general (No es el caso, a diferencia de "La polilla en la casa del humo" que posiblemente sea mi próxima crítica).
En una de estas búsquedas de nuevo material fantástico di primero con El Fogón, de Ana González Duque, y luego con su otro blog: MOLPE.
Si habéis entrado un segundo a ver de qué trata os habréis quedado un poco a cuadros (Como me quedé yo cuando lo vi por primera vez) puesto que te recomienda encarecidamente la autopublicación y el marketing propio como forma de ganarte la vida como escritor; cosa que, si me lee algún autor o intento de autor como yo, sabrá que hasta hace bien poco era una locura.
Ana considera que el escritor actual ya no puede atarse completamente a una editorial si quiere vivir de lo que escribe, pero tampoco puede lanzarse desde el avión a 30.000 metros sin tener un paracaídas; así pués propone un nuevo tipo de modelo: el autor Híbrido, un escritor que decida qué quiere publicar con editoriales y qué quiere publicar y vender por su cuenta.
La idea me pareció, primero, romántica y un poco ilusa, y después una genialidad.
Lo gracioso es que me dí cuenta de que ella ya lo estaba probando de primera mano muy poco tiempo después, ¡y le estaba yendo genial!
Decidí que quería hacerle una crítica sí o sí... y entonces descubrí que (¡Sorpresa!) tenía una bilogía Fantástica <3
Ana es un encanto de mujer y, cuando contacté con ella, resulta que no solo me envió uno de los libros sino los dos. Así que aquí estamos.

Lo primero que tengo que comentar de esta bilogía es que es independiente una de la otra.
Podríamos decir que las Tierras Blancas es una precuela de las Tierras Oscuras: te explica en detalle el pasado de los protagonistass; pero no es necesario haberse leído el primero para entender y disfrutar del segundo para nada. De hecho mi experiencia es que el orden correcto de lectura sería leer primero el segundo y luego el primero, las cosas quedan más claras así y van sin prejuicios.
Por que a ver: Las Tierras Blancas (LTB) es el primer libro de Fantasía de Ana González Duque y eso se nota, se nota mucho. Los fallos de novato se hacen notar bastante en sus más de trescientas páginas que, no obstante, pasan en un suspiro.
El World building está claro que lo domina muy bien (El arte de inventarte un mundo de cero y que parezca creíble, con magos que no sean dioses, con limitaciones creíbles, con razas coherentes... etc) y la historia en sí se pasa en un suspiro; ni siquiera tienes necesidad de autoengañarte con el típico "una página más y lo dejo" porque el estilo brutalmente ágil de Ana hace que no tardes absolutamente nada en leerte el libro completo. Pero claro... hay momentos en los que se ven las costuras. 

La historia trata sobre Aïa, la futura sanadora mayor, y su lucha contra los Ladrones de Almas: unos seres hechos de oscuridad que han conseguido infectar a su mentora y, con ello, poner en jaque la supervivencia de toda la humanidad; la cual se refugia dentro de una cúpula mágica que mantiene a ralla a una miríada de seres malignos. Inician así una carrera contra reloj para traspasarle el cuidado del Aura (La cúpula susodicha) desde su mentora hacia ella... Una carrera donde no todo saldrá como debe y donde la "Luz de vida", la energía que mantiene al Aura, puede ser acabar perdida para siempre.
¿Interesante, verdad? Pues la segunda parte es incluso mejor.

Tras leerme LTB empecé Las Tierras Oscuras (LTO) con expectativas de algo similar: unlibro de fantasía que, aun no siendo Middlegrade, se queda un poco descafeinado para ser juvenil. Pero me equivoqué mucho: LTO es un libro donde ya se aprecia un bagaje, una carrera de escritora, y si bien mantiene el universo, el mundo que ya bosquejara en LTB resulta que no, que no tienen nada que ver uno con el otro.La profundidad de diálogos, los diferentes narradores, la historia en sí... todo, todo mejora muchísimo desde el primero al segundo.
Y es que para mi LTO ha sido uno de los descubrimientos de este años, junto con la saga Cenizas de Ilsa J. Bick. Un libro que leí con auténtico placer (Cuando le pude dedicar más de media hora al día, Ana sabe por qué lo que digo T.T) y del cual me he llevado gratos recuerdos.

La historia de LTO ya comienza en otro punto: rompiendo con una de las que parecían las leyes del primer libro. Un par de los personajes principales están más allá del Aura; en tierra de monstruos.
¿Qué ha pasado? ¿Por qué se arriesgan así?
Han pasado 15 años desde los acontecimientos de LTB, las tierras blancas tienen una nueva Sanadora mayor que posee la luz de vida: Flamia, una adolescente que no tiene muy claro qué hacer con su vida y que no tiene algunos de los poderes más básicos para una sanadora.
Y el problema es que los tiempos no son ya tan pacíficos como lo eran antes, cuando Aïa tuvo que llevar a su maestra por la medio mundo; no. Ahora están sumidos en una guerra de la cual no van a poder escapar y que va a requerir que Flamia madure y tome decisiones dolorosas... algunas tan dolorosas que pueden llevar a la muerte de todos aquellos a los que quiere.
Las Seheyilth, "Los oscuros" del primer libro, pretenden romper el Aura y ahora, parece ser, tienen medios para lograrlo.
¿La única solución? Destapar las mentiras que se habían contado hacía un siglo, saber la verdad del odio entre sanadoras y dragones, y confiar en la amistad y el amor que la unen a su amigo de la infancia, Zack, un chico con un secreto que puede ser la clave de la salvación de las Tierras Blancas... o de su destrucción.

Para acabar tengo que decir que ninguno de los dos libros es fácilmente encasillable, aunque por motivos diferentes, y eso me ha encantado. Creo que es una característica propia de la autora que no debería dejar de lado eso de quedarse justo en medio, entre un género y otro, porque al fin y al cabo su posición se lo permite.
LTB tiene ramalazos demasiado oscuros, o demasiado gráficos como para ser una novela juvenil, aunque hay otras veces que casi roza el Middlegrade en lo naif que es. Es gracioso porque no te das cuenta cuando lo lees, consigue que no suene raro, pero luego cuando te paras a pensarlo dices ¿Pero donde meto yo esto? Yo diría que es un libro que nada muy bien entre aguas y que se sitúa en algún punto entre la fantasía épica adulta típica tópica y la fantasía juvenil; pero ya cada uno que me diga su opinión porque no puedo decir que lo tenga claro.
Por otra parte LTO es claramente literatura juvenil, pero sin embargo no puedo saber de qué clase. Es fantástica, heroica y épica a ratos, con personajes muy redondos que a veces son niños y otras auténticos héroes, con lucha final entre el bien y el mal... no sé, me encantó esa variedad, ese "En esta escena te describo horribles minas de esclavos y en esta otra los problemas de amor infantiloides de una adolescente, y en esta otra una manada de hombres del pantano se pelean con un chico con poderes y una niña que puede teletransportarse" es un ping pong muy bien llevado que consigue que no sepas qué más esperarte.

Definitivamente un referente, al menos para mí, en el panorama español: con sus fallos y con todo posiblemente sea lo mejor que he leído en literatura romanticona juvenil desde hace mucho tiempo (¿Emperatriz de los etéreos? creo que ese sería el nivel, pero menos pasteloso y con más peleas).

Rozando el 4

Una saga que merece la pena por su originalidad, por salirse de los cauces normales y por su historia más que genial. El segundo es genial, redondo, se merece un 4 alto, pero el primero... aprueba raspado. Leed primero Las tierras oscuras y, si os ha gustado tanto como a mí, ni lo penséis: os va a gustar Las tierras blancas.

Cipriano Cáceres Mestre

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!