Reseña: Las Crónicas de Kane




Libros que forman la trilogía:
Título: La Pirámide Roja
Autor: Rick Riordan
Editorial: Montena
Páginas: 480
Precio: 16,95 €
Trilogía:
1. La Pirámide Roja
2. El Trono de Fuego
3. La Sombra de la Serpiente


de La Pirámide Roja sólo
Nos quedan solo unas horas, así que escucha con atención. Si estás oyendo esta historia, ya corres peligro. Mi hermana Sadie y yo podríamos ser tu única esperanza.
Todo empezó en Londres, la noche en que nuestro padre hizo explotar el Museo Británico con un extraño conjuro. Fue entonces cuando nos enteramos de que, además de un reconocido arqueólogo, era una especie de mago del Antiguo Egipto. 
Rodeado de valiosas antigüedades, empezó a entonar extrañas palabras. Algo debió de salir mal porque la sala quedó reducida a escombros; Set, el dios del caos, apareció de la nada envuelto en llamas y a nuestro padre se lo tragó la tierra…
No puedo decirte nada más; el resto deberás descubrirlo tú.


Tras haber leído 9 novelas de Rick Riordan sobre temática mitológica, manteniendo su nivel en cuanto a personajes bien construidos, divertidos, con una narración estupenda y trepidante...nos llega esta trilogía que, además de romper con la “tradición” de ser una pentalogía, baja también su nivel de calidad.
POSIBLES SPOILERS. LEE BAJO TU PROPIA RESPONSABILIDAD

 Sadie y Carter Kane son dos hermanos que, tras la muerte de su madre, viven separados desde que tienen seis años. Mientras Carter viaja por el mundo con su padre visitando lugares interesantes e infinidad de museos, su hermana se queda en Londres viviendo con sus abuelos y solo ve a su padre y hermano dos días al año, porque así se acordó en la custodia.
El día que la familia se reencuentra, visitan el Museo Británico de Londres donde su padre libera por accidente a Set, el dios egipcio del caos. Set mata al padre de los chicos y éstos huyen.

A partir de aquí, descubren que sus padres eran magos y que su familia, tanto paterna como materna, desciende de una larga y antigua generación de magos y faraones, por lo que los hermanos tienen un gran poder en su interior. Asimismo, la diosa Isis y el dios Horus viven en el cuerpo de los hermanos (Isis en el de Sadie, Horus en el de Carter), usándolos a modo de huéspedes, aportándoles pequeñas ventajas en cuanto a poder, además de sus recuerdos (algo así a como pasa en The Host, de Stephenie Meyer).
Intentando mantenerse a salvo en la Casa de la Vida, una mansión en Nueva York al cargo de Amos, el tío paterno de los protagonistas, aprenderán sobre sus poderes y sobre los peligros que les esperan a manos de este caótico dios y sus siervos y dioses menores que andan de su parte.

Como viene siendo habitual en los libros de Riordan, los chicos se enfrentan a una carrera a contrarreloj para salvar el mundo, literalmente, pues si en cinco días no logran detener a Set, el caos consumirá el mundo.
Sin embargo, lo que diferencia a esta trilogía de las otras dos sagas, es que la historia escrita es algo así como una transcripción de una grabación hecha por los hermanos (como si los hermanos hubieran grabado su voz en una grabadora, y Riordan se hubiera limitado a pasarlo a escrito; una forma de hacerlo pasar por “más real”). Así, la historia alterna entre las perspectivas de Sadie y Carter.

Por otra parte, algo que se hace muy molesto y que entorpece la lectura, es que de vez en cuando aparecen comentarios de ellos entre corchetes, como si se interrumpieran mientras cuentan la historia (mayoritariamente son insultos entre hermanos o cosas como “Sí, Carter, he dicho esto”; o “Sadie, no pongas esa cara”). A mí, personalmente, estos comentarios me sobran porque no me aportan nada, yo solo quiero leer mi historia tranquilo. Al principio parecían comentarios graciosos, pero luego te molestan.

La primera entrega es introductoria principalmente, para sentar una buena base en cuanto a historia egipcia, divinidades, mitología y personajes, y además el escritor se las apaña para resolver la amenaza de Set. Sorprendentemente, el primer libro es el mejor de la trilogía; por desgracia, no dice mucho a su favor.

En la segunda entrega, los hermanos están casi al cargo de la Casa de la Vida y han “reclutado” a jóvenes con el fin de ayudarles a mejorar los poderes que tuvieran (parece un Campamento Mestizo). Estos chicos no tienen a dioses metidos en su cuerpo, tan solo son magos.
Aquí, el ritmo de la historia decae un poco y se hace algo más lento, y parece que el autor ha decidido intentar profundizar aquí en los sentimientos de los protagonistas, lo cual está bien. Hasta que se le metió entre ceja y ceja meter el romance en sus historias. Mal. Si hay algo que mola en la saga de Percy Jackson y el spin-off de Jason, es que el “amor “empalagoso” no existe, y los sentimientos son más sutiles y mejor llevados a cabo.
Aquí, no ocurre lo mismo. Sadie pierde las bragas por Anubis, el dios de los muertos (sí, ese con cabeza de chacal. Puaj). Sin embargo, oh, milagro, ella no lo ve así, ella lo ve como un chaval buenorro y claro, se enamora. Y, ojo, Anubis se enamora de ella e intentará cortejarla en las escasas ocasiones que puede estar cerca de ella. Por si tener a un dios enamorado de ti no fuera suficiente, también uno de los jóvenes magos que están siendo instruidos por ellos, también se queda colado por ella, y ahora Sadie no sabe por quién decidirse. (He aquí la versión egipcia de Crepúsculo)
Para rizar el rizo, Carter está encoñado con una maga que conoció en el primer libro, y durante todo el segundo libro estará en su busca porque anda desaparecida

¿Y cuándo empieza lo importante, que es salvar al mundo? Como viene siendo normal en Rick, lo deja todo para el final, con prisas y corriendo, para, literalmente, resolverlo todo en tres líneas. Esto en sus anteriores sagas no dejaba tan mal sabor de boca porque durante toda la novela había sabido mantener un buen ritmo y, aunque decepciona un poco que las cosas se solucionen tan rápido, no es un efecto tan negativo. Por contraparte, en esta trilogía, al tener un ritmo tan lento y desarrollar tanto aspectos que sobran, que tenga un final tan rápido no hace sino que te tires de los pelos.

En la tercera y última entrega, las fuerzas del caos han cobrado mayor fuerza y necesitan el regreso de Ra, el rey de los dioses, para que les salve de Apofis, el dios del caos por excelencia (Set era como un hijo de Apofis).
Aquí, se ve que las prioridades no estaban muy claras, porque en lugar de salir en busca de Ra en el inframundo egipcio, y de conseguir objetos mágicos que necesitan, es mucho mejor irse de barbacoa, a un baile en un colegio (en el que lo único que pasa es un baile “romántico” entre Anubis y Sadiey Carter dando el coñazo con Zia (la chica esta por la que perdía el culo). Y lo mejor fue cuando se descubre que

SPOILER 
Ra es un viejo chocho (no exagero, es literal).
FIN SPOILER

El ritmo de lectura es una montaña rusa: mortalmente aburrido en algunas ocasiones, y con prisas y corriendo en otras. Otras escenas sobraban, y encima las alargaban con el único pretexto de matar personajes, porque al ser tan previsible, se sabía que los dos protagonistas iban a salir sin un rasguño.
Como personajes, conoceremos a Bast, diosa de los gatos; Bes, dios de los enanos; Set, dios del caos; Osiris, Isis y Horus; Nut, diosa del cielo; Geb, dios de la tierra; hay más personajes con mayor o menor protagonismo, algunos dioses menores y otro puñado de criaturas de la mitología egipcia.

Lo que salva a esta trilogía, es sin duda el humor que mantienen los personajes creados por Riordan, que te sacarán más de una risa en muchas ocasiones.
No sé si Riordan escribió estos libros con prisas o sin ganas pero, estando acostumbrado a libros suyos tan geniales, haber leído esto ha sido un gran paso atrás. Este libro es para ti si te gusta ir en la línea de la adaptación de Riordan de la mitología al mundo humano, si te interesa la egiptología y si quieres leer un libro “para echar el rato”.

Juan Manuel Sarmiento

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

6 comentarios:

  1. Hola hola!
    Veo que estás leyendo un montón últimamente y vas devorando los libros de Rick Riordan a más no poder jajajaj
    A mí no me gustó este libro (la verdad es que creo que ni terminé de leerlo). Me gustaron todas las otras sagas de este autor, pero el mundo de los mitos griegos y estos personajes y esta trama no me gustaron nada.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Ojalá fuera así, pero sólo estoy leyendo actualmente la saga de Percy para la LC que organizamos aquí en el blog jaja
      Estas reseñas han sido "rescatadas" porque las tenía escritas pero no estaban publicadas aquí y quería compartirlas con vosotros :P
      Aun así, sí que estoy leyendo bastante estos días (aunque no podré llegar a los 250 del año pasado, me quedaré en 245 creo).
      Siempre me ha llamado la atención la mitología egipcia (aunque mi favorita es la clásica), y aquí me gustó descubrir todo lo que el autor tenía para nosotros, pero el resto de la historia no ha estado a la altura, ni de lejos. Una pena :(
      Gracias por pasarte, un saludo!

      Eliminar
  2. Hola!
    Totalmente de acuerdo con todo lo que has dicho. El primer libro me encantó, me pareció genial y la mitología egipcia me atraía bastante. Ya el segundo libro flojea bastante y me costó demasiado acabarlo, y ya el tercero fui simplemente incapaz de terminarlo. Pienso que la historia se ha alargado más de lo necesario, y que con un libro habría sido más que suficiente
    Besos ^.^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Coincido contigo en todo (aunque yo sí terminé la trilogía; vaya decepción, eso sí xD)
      Estoy viendo un patrón que se está repitiendo con sus sagas, y que espero equivocarme, y es que cuando son sagas de cinco libros, la cosa mejora en comparación a trilogías (tenemos de ejemplo, Kane y Magnus Chase, que aunque solo llevemos el primer libro, algo me dice que no va a estar a la altura que Percy y Jason; Apolo, por otra parte, tiene pinta de ser muy entretenido)
      Gracias por pasarte! Saludos :)

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Es un alivio que no haya sido una buena lectura porque ya estaba Goodreads temblando de pensar que le metía otra saga en pendientes jajaja
    La verdad es que me ha sorprendido porque parece que este hombre se atreve con todas las mitologías, no se corta un pelo. Sin embargo parece que con esta se le ha ido un poquito de las manos y no creo que la lea, mejor me centraré en la saga de Percy Jackson (cómo me habría gustado quedarme en la LC con vosotros T_T) y en las otras de ese universo.
    ¡Besitos sonámbulos! ★🌙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Lo cierto es que fue una pena, porque la mitología egipcia es de mis favoritas porque me resulta interesante; pero por alguna razón, la trama global no queda a la altura esta vez.
      Lo mejor será que te centres en la saga de Percy y la secuela, la de Jason, que son geniales y cada uno mejora respecto al anterior :D
      Ya te podrás apuntar a la siguiente LC que organicemos! (que será muy pronto)
      Saludos!

      Eliminar

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!