Reseña: El Oficio del Mal





Título: El oficio del mal
Autor: Robert Galbraith
Editorial: Salamandra
Páginas: 576
Precio: 20 €
Saga Cormoran Strike:
1. 
El canto del cuco (Reseña)
2. El Gusano de Seda (Reseña)
3. El Oficio del Mal
4. ???
5. ???
6. ???
7. ???








En un paquete misterioso que ha llegado a la oficina, Robin Ellacott encuentra, horrorizada, una pierna de mujer.

Su jefe, el detective privado Cormoran Strike, se muestra tanto o más sobresaltado ante el hallazgo, aunque mucho menos sorprendido. Hay cuatro personas de su pasado que podrían estar involucradas en el envío, y Strike sabe que todas ellas son capaces de actuar de una forma tan cruel y abominable.

Mientras la policía se concentra en la única pista que Strike ya ha descartado, éste y Robin deciden investigar por su cuenta y se sumergen en el mundo siniestro de los otros tres sospechosos. Pero cuando varios hechos igual de aterradores empiezan a sucederse, Strike y Robin se dan cuenta de que el tiempo se les agota por momentos...
Cuando la asistente de Cormoran Strike, Robin Ellacto, reciba una caja con una pierna amputada en la oficina, nuestro detectiva sospechará que el responsable podría ser uno de tres hombres clave de su pasado. La policía, por otra parte, piensa en un sospechoso completamente distinto.

Determinado a averiguar la identidad del asesino por su propia cuenta y riesgo, contará con la ayuda, una vez más, de su secretaria Robin para resolver el misterio. 
Sin embargo, Robin ya tiene problemas suficientes con los que acarrear, con una boda que organizar, un prometido celoso que manejar, y el deseo constante y cada vez más acuciante de que Cormoran comience a tomarla un poco más en serio. 
Por si no fuera suficiente, el interés de la policía y el comportamiento de Strike está espantando a potenciales clientes y sucesos de su pasado se interpondrán en su camino, dificultándolo todo.

Nos encontramos, como viene siendo la norma, con una novela que destila esencia de Rowling por cada página: narración increíblemente detallada, una profunda caracterización, y una habilidad innata para crear subtrama tras otra e hilarlas de manera homogénea y natural con la trama principal. 
Sin embargo, parece ser que estamos ante la primera novela de la saga cuyo misterio es el más fácil de resolver, al menos por el lector, pues se hace evidente quién es quién y acaba volviéndose todo un poco predecible para mi gusto. 

Por otro lado, al contar esta vez con tres potenciales villanos, encontramos la novedad de leer algunos capítulos bajo la perspectiva del asesino, aunque en lugar de ser todo una aventura introspectiva en la mente de un psicópata, se vuelve todo un poco bidimensional y algo plano; algo que, de ser un recurso que se mantenga en futuras novelas de la saga, espero que mejore en futuros usos.

Si eres un asiduo a las novelas de Cormoran Strike, y disfrutaste con la dinámica tan especial que tienen Strike y Robin, este libro es para tí, sin duda. Sin embargo, si venías buscando una buena novela de misterio y asesinatos, quizás te llegue a saber a poco; eso sí, se puede leer de manera independiente a los libros anteriores de la saga, en caso de que acabes de descubrir estas novelas justo con el lanzamiento de El Oficio del Mal.
El oficio del mal posee una trama de suspense elaborada de manera ingeniosa y detallada que esconde algún que otra sorpresa inesperada. Aunque sea la parte más floja de la saga hasta la fecha, su narración tan detallada y bien construida te atrapa hasta la última página. 

Juan Manuel Sarmiento

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!